Buscar
  • angiomedic01

La nueva cirugía de várices.

Una de las enfermedades mas frecuentes y más conocidas de la circulación es la insuficiencia venosa crónica o várices como la gente la conoce más comúnmente. Esta enfermedad es muy frecuente y puede presentarse desde la adultez temprana o incluso desde la adolescencia. Las mujeres son las víctimas más frecuentes y esto está explicado no solo por la genética y la predisposición que las hormonas sexuales femeninas (y por ende embarazos, ciclo menstrual, anticonceptivos); sino que también, por la estética.... las piernas de las mujeres se muestran y normalmente están depiladas, lo que hace más notorio y evidente cualquier defecto.



Las várices es una enfermedad circulatoria quirúrgica en su mayoría, es decir, los tratamientos con pastillas, cremas, etc. no son efectivos, sino que el manejo requerido es cirugía o actualmente solo "invasivo" como el láser para várices. Empecemos por entender el problema; la causa es algo que los angiólogos denominamos reflujo, es decir, la posibilidad que permiten ciertas venas de servir como vías de doble sentido para el flujo sanguíneo. Normalmente las venas deben ser una vía unidireccional, sacando la sangre que ya fluyó y circuló por la pierna, de regreso al corazón. Para esto las venas se ayudan de válvulas y son precisamente estas las que se vuelven insuficientes.... como una puerta que no sella y permite que cualquier persona entre....solo que en este caso, es la sangre que mete reversa y se regresa, "cae" de regreso hacia la pierna. Esto como podemos intuir, genera un desequilibrio en la circulación que normalmente debe estar bien equilibrada entre la cantidad de sangre que entra y sale de pierna, quedando entonces un excedente de sangre en las venas y esto es lo que ocasiona congestión, pesantez, hinchazón, dolor y finalmente las várices visibles, abultadas y desagradables que todos conocemos.



Este defecto mecánico de la válvula venosa que no sella y permite el reflujo, no es algo que un medicamento pueda ajustar y desgraciadamente hasta el día de hoy no existe ninguna manera de "reparar" la vena para que vuelva a servir.

El objetivo entonces es eliminar esas venas insuficientes.... y si..... ¡eliminar!. Es importante en este momento recordar que estas venas que estaríamos eliminando NO FUNCIONAN, por lo que no estamos ocasionando ningún daño al organismo, y la sangre puede seguir fluyendo libremente por vías alternas.... ¡tenemos muchísimas más venas de las que podemos imaginar!, así que no se ocasiona ningún daño a la circulación ni impedimento de ningún tipo.

El manejo quirúrgico tradicional es una cirugía que antiguamente se realizaba en todos los casos y que actualmente se sigue realizando en las instituciones de salud de nuestro país a pesar de existir mejores opciones. Esta cirugía es cruenta y consiste en arrancar las venas desde incisiones profundas que se realiza en la ingle y los trayectos de las várices. Suena terrible, pero la recuperación es relativamente rápida, aunque si requiere múltiples cuidados, reposo y el riesgo de hematomas, infección de las heridas, etc., ademas de que en muchas ocasiones deja muchas cicatrices en la pierna que pueden ser igual o más anti estéticas que las propias várices.



El día de hoy contamos con procedimientos minimamente invasivos como lo es el láser endo luminal para várices. Consiste en introducir un catéter muy delgado en la vena, entrando en la vena generalmente a través de una aguja (es decir, sin cirugía, sin cortadas, sin bisturí). Este catéter emite un láser que cauteriza la vena desde su interior. Las ventajas.... ¡¡¡¡MUUUUUCHAS!!!. primero... completamente ambulatorio; el paciente pasa entre 2 y 3 hrs en el hospital y ya, segundo... recuperación inmediata, la persona que se somete al procedimiento sale caminando del hospital y el procedimiento es posible realizarlo con anestesia local y no con "raquia" o anestesia general como la cirugía de várices convencional que hacen las instituciones de salud. Tercero...no hay heridas de ningún tipo y por lo mismo, no hay cicatrices, lo que hace el procedimiento completamente estético, es decir, la persona queda después de un periodo de recuperación

.... literalmente.... como si NUNCA hubiera tenido várices.





107 vistas

Calle 26 283, Miguel Alemán, 97148 Mérida, Yuc., Mexico

Puedes agendar llamando a los teléfonos (999) 285 40 16 y (999) 285 26 14.

©2019 by ANGIOMEDIC. Proudly created with Wix.com